Opinion

UNIDOS O JODIDOS.

UNIDOS O JODIDOS.

La productora de obesidad que vende hamburguesas y manda el dinero fuera del país, está hasta el tope, en tanto a la emprendedora del barrio, quien la pulsea elaborando un producto similar para darle sustento a los hijos, literalmente se la está llevando puta.

En estos tiempos cuando muchos se la ven a palitos para salir adelante, todos de alguna manera podemos hacer algo, la primera pregunta al momento de adquirir un bien o servicio, es si realmente lo necesito, esto puede significar un importante ahorro, ya tomada la decisión, formularnos otros cuestionamientos, por ejemplo: ¿a dónde va a parar mi dinero?.

LOS RICOS LO SABEN,

El mundo del futuro será colaborativo o no será, esto lo entienden de maravilla los capitalistas, de ahí el éxito de plataformas tecnológicas como UBER o AIRBNB, uno en el transporte y el otro en hospedaje, sin tener carros propios ni cuartos de alojamiento, los dueños en el extranjero son multimillonarios en dólares.

Algunos no entienden el signo de los tiempos, todos tenemos que hacer una nueva lectura del mundo en donde toca vivir.

El primer paso es perder la vergüenza y reconocer que estamos jodidos, por ejemplo, eliminar o al menos usar racionalmente las tarjetas de crédito, literalmente tienen a muchos como una yuca ¡enterrados!

CONSUMAMOS LO NUESTRO.

Debemos reencontrarnos como vecinos, si voy a dar un regalo, observemos quien conocido elabora algo, no adquirir productos extranjeros, nos tienen inundados de basura, para obsequio de navidad, cumpleaños o cualquier compromiso (por cierto, eliminarlos paulatinamente), en vez del carro de plástico, buscar el de madera elaborado por alguno de nuestros buenos artesanos y así sucesivamente,

Como requerimos consumir legumbres, frutas y verduras, mejor comprarlas a algún conocido, al verdulero del barrio o en la feria del agricultor donde se pasa bonito, ayudamos a los campesinos y de paso ahorramos.

Consumamos los nuestro, apoyemos a nuestros emprendedores, hagamos la compra inteligente y solidaria, preguntemos al vecino si nos puede llevar en su carro, de paso ganarse una platita, como diría mi buen amigo Iván Díaz: “¿Qué le compro, qué le vendo?  Lo mejor, ese dinero se reparta entre nosotros.

 Ciertamente los tiempos son duros, pero unidos, estaremos menos jodidos, hagamos conciencia entre todos, consumamos lo nuestro, porque es nuestro, como bien afirmaba el extinto monseñor Román Arrieta Villalobos, o nos unimos o nos hundimos.

José Luis Valverde Morales

Periodista.




More about:

Redes Sociales

© 2018 Encuentro Municipal

Search