Opinion

Proceso sucesorio: distribución de los bienes

Previous Next

Proceso Sucesorio: distribución de los bienes

 

Un tema poco conocido para muchas personas es aquel relacionado con la distribución de sus bienes o patrimonio en el momento en que deba partir o morir, todos tenemos claro que la muerte es un paso inevitable de la vida, y esta pueda llegar en cualquier momento sin preguntar está preparado o no para iniciar este nuevo viaje desconocido para todos.

 

La costumbre o creencia popular que se mantiene vigente en la mayor parte de la sociedad es que cuando una persona muere sus bienes pasan automáticamente a aquellas personas que tienen derecho o les corresponden los mismos, por ejemplo: del esposo a su esposa, del padre o madre a sus hijos, o incluso de aquella persona que estuvo ahí toda la vida o cuidó a esa persona en su lecho de muerte aunque no sean familia (sucede en zonas rurales o muy alejadas). Entonces cuando la persona fallece se considera que este traslado de bienes es casi instantáneo, incluso piensan que no requieren realizar la documentación legal debida porque le pertenecen así nada más.

 

Ahora bien, en la realidad no sucede de esa manera o así de fácil, cuando una persona muere y posee un patrimonio, en el ámbito del Derecho se le conoce como causante porque en términos generales esa persona causa o da inicio a un proceso, el cual se le conoce como proceso sucesorio. Las personas que puedan salir beneficiadas de este proceso se les conoce como herederos o legatarios, condición que puede ser atribuida por medio de un testamento o sin él. Los herederos son aquellas personas que heredan la universalidad de los bienes del causante (todos los bienes que conforman el patrimonio del causante) y los legatarios son los que reciben uno o varios bienes específicos del causante, como por ejemplo: un vehículo, un terreno, joyas, un título un valor, entre otros; mientras que el heredero los recibe todos.

 

 

 

 Este proceso sucesorio, popularmente conocido por algunas personas como mortual, en resumen, es necesario cuando el causante tiene bienes, por mencionar algunos: terrenos, casas, alquileres, vehículos, títulos valores, joyas, obras de arte, etcétera. Para que estos bienes se puedan trasladar del causante a los herederos o legatarios, se requiere que este proceso se lleve a cabo en sede notarial, es decir que lo realice un notario, o en la vía judicial (ante el juzgado civil).

 

En sede notarial muy brevemente podemos decir que las personas  interesadas en estos bienes, ya sea que exista testamento o no lo hay, acuden ante un notario para que éste inicie el proceso sucesorio, puntos importantes a considerar:

 

 

 

-      Los herederos y legatarios deben ser mayores de edad.

-      No exista conflicto o problemas entre ellos, es decir todos están de acuerdo en que se realiza este proceso ante un notario y que se realice la división de los bienes correspondientes.

 

En vía notarial, con el acuerdo de todos los herederos, este proceso puede tramitarse aproximadamente en tres meses. De manera que es un procedimiento más ágil, menos costoso y permite recibir lo que dispusieron los seres queridos en el menor tiempo posible, sobre este punto podemos realizar un artículo más adelante.

 

En sede judicial cualquier persona que demuestre tener un interés legítimo puede iniciar este proceso, ahora bien, es importante considerar que por la gran carga de trabajo que tienen los juzgados, un sucesorio en vía judicial puede tardar dos años o más, dependiendo de lo que surja durante su tramitación, Se acude a los juzgados necesariamente si se presentan dos situaciones:

 

-Si hay menores de edad o personas incapaces involucrados en la herencia.

-Si existe conflicto o desacuerdo entre los herederos.

 

El Código Procesal Civil señala una serie de requisitos a cumplir para acudir a la vía judicial (artículo 126.2), cumplidos todos los requisitos se decretará la apertura del procedimiento sucesorio y se ordenará un plazo  por 15 días para que los sucesores e interesados acudan a aceptar la herencia y hacer valer sus derechos. Además, en todo proceso sucesorio  se nombra a un albacea, que es el administrador de la herencia y el encargado de rendir informes de administración de los bienes ante los herederos.

 

Un punto para considerar es con respecto a quienes pueden ser herederos en una sucesión legítima (ante la ausencia de testamento), el Código Civil, en su artículo 572 establece la lista de herederos legítimos en sus diferentes grados preferenciales, es decir que los diferentes grados de familiares resultan excluyentes, de forma que hasta que se agoten todos los integrantes de un grupo, el siguiente grado podría acceder a la herencia.

 

 

Según este artículo los herederos legítimos son:

 

Los hijos, los padres, el consorte o el conviviente en unión de hecho con las advertencias de ley.-

Los abuelos y demás descendientes legítimos.-

Los hermanos por parte de madre.-

Los hijos de los hermanos.-

Los hermanos de los padres legítimos del causante.-

Las Juntas de Educación correspondientes a los lugares donde tuviere bienes el causante.-

 

Una vez declarados los herederos o legatarios de los bienes del causante, sea en sede notarial o judicial, se hará la distribución y partición de bienes, en caso de bienes que requieran registrarse se realizarán los traspasos respectivos de los bienes.

 

Este tema es bastante amplio y este artículo solo les brinda una pequeña pincelada con el objetivo de informarles sobre la existencia de este proceso y la importancia de acudir a éste cuando existen bienes que necesariamente deben distribuirse debido a un testamento o no lo hay, ante el fallecimiento de un ser querido.

 

Bueno mis queridos lectores, hasta aquí el artículo que quería compartirles el día de hoy. Si les gustó, por favor compártelo. Gracias por leerme.

 

Si tienen algún tema que les gustaría leer, favor comunícamelo en la barra de contacto del blog o a mi correo electrónico.

 

 

Realizado por Arianda Salazar Boniche

Docente-Administradora Educativa-Abogada-Mediadora y Conciliadora.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Blog: https://nuestrolugarcr.wordpress.com/

 

More about:

Redes Sociales

© 2018 Encuentro Municipal

Search