Opinion

El Verdadero Virus

 

Ing. Henry Alfaro Rojas. MGP, PMP, IMC.

El Covid-19, un virus mortal que puso el mundo de cabeza, una verdad que ha

traído mucho dolor a cientos de miles de familias en los últimos 7 meses. Pero

realmente esas muertes, aunque dolorosas, no son el verdadero problema, para

empezar varias enfermedades, al igual que la violencia provocada por drogas,

pandillas y otras patologías sociales superan en la estadística y por mucho los efectos

mortales de esta nueva versión de un coronavirus.

Mientras el virus se despliega alrededor del orbe, hemos visto las más variadas

acciones, todas reflejadas en gráficos, curvas que nos muestran la evolución del virus,

por distrito, cantón, provincia o región, país y continente. En el “eje y” los contagios,

los activos, los recuperados, los muertos y en el “eje x”, el tiempo que avanza

irremediablemente y que tan solo vemos pasar frente a nuestro existir. Y mientras tanto

cada gobierno se va inventando una variada mezcla de acciones unos en procura de

salvaguardar la vida de las personas con factores de riesgo, otros por el contrario en

procura de salvar la economía. Y en medio, un abanico de actos, algunos que parecen

verdaderos crímenes, como en nuestro hermano país de Nicaragua y hasta en el

mismo USA, al menos durante los inicios del contagio.

Si bien hay países con economías sólidas que son capaces de apoyar sus

empresas por largos periodos, subsidiar a sus ciudadanos y asegurar su alimentación,

países donde las guerras del pasado y la prudencia de sus gobernantes son reflejo de

una cultura propia y evolucionada, que les permite minimizar el impacto del Covid.

También tenemos el otro extremo, países de una cultura adolescente, imitadores a

ultranza de estilos de vida del mundo desarrollado, sin tener sus condiciones. Países

con historia y cultura perdida, porque fueron despojados de su identidad y riquezas por

gobiernos imperialistas y que hoy están sumidos en pobreza extrema y miseria,

causada por siglos de explotación que mutilaron su propio ser, siglos de opresión y

miedo que dejan huellas en su pensamiento social.

El verdadero virus que ha salido a flote producto del Covid, es el virus de la

Globalización, mismo que crece como la espuma a la vista de los gobernantes que

solo ven la pérdida de su “poder”. Hoy las transnacionales están de fiesta, lo que por

años trataron de hacer, las millonarias inversiones en campañas publicitarias fueron

superadas e invisibilizadas por el Covid, los medios y las redes sociales están logrando

su sueño. Finalmente, un mundo Globalizado. Si alguna vez pensaste que algún día

comprarías algo por internet, ahora lo haces o no comes. Si antes evitábamos ir a los

bancos, ahora el uso de las agencias virtuales se maximiza. Si alguna vez pensaste

en estudiar a distancia, ahora es tu única opción. Es así como Apple, Google,

Microsoft, Amazon, Wish, Alibaba, Walmart, Facebook, Twitter, Instagram y demás

similares, hoy multiplican sus capitales a costa de la desaparición del pequeño

emprendedor cuya organización aún no existe en las autopistas del ciberespacio.

 

Hace solo dos años escuché una especialista decir: “Si tu empresa no es capaz

de convertirse en una empresa de base tecnológica, una empresa de tecnología se

convertirá en tu empresa”. Hoy la configuración de gemelos virtuales de nuestras

empresas es una premisa y todos debemos trabajar en ello, para eso sirve el Internet,

para competir, para vender, para influenciar, para expresar ideas, para evangelizar y

mucho más.

Pero también el establecimiento de reglas de protección es urgente, no se vale

que la Globalización le gane a nuestra Soberanía, lo que pasó con Uber solo es una

pequeña muestra de lo que harán las grandes transnacionales y grandes

corporaciones con el resto de sectores de la economía, si nuestros diputados no toman

acciones urgentes para proteger a nuestras PYMES en comercio, industria y a los

mercados primarios de producción agropecuaria, éstas desaparecerán en menos

tiempo del que pudiésemos imaginar y tendremos una sociedad en ruinas, miseria,

hambre, violencia, histeria, suicidios y mucho más, porque la fuerza de ventas, el

manejo de emociones, de hábitos de consumo, de creación de necesidades y más, ya

hoy está en manos de las grandes corporaciones globales.

La gran tarea de nuestros diputados no es aprobar un nuevo préstamo o un

presupuesto ya por demás irresponsable que permite gasto ordinario financiado con

ingresos extraordinarios, porque eso llevamos al menos 40 años haciéndolo. Ya el

endeudamiento sobrepasó lo racional, ahora, hay que salir de ahí. La gran tarea está

en dibujar y llevar a la Ley, legislación que permita una ventana de oportunidad para

la inserción de la ya maltratada economía costarricense al mundo globalizado.

Racionalizar el gasto público, regionalizar el país, crear un verdadero sistema nacional

de inversión pública. Es admirable el esfuerzo de Procomer, CINDE, del MEIC, del

INA y muchos más, pero, no serán suficientes si desde el ejecutivo y el legislativo no

se toman medidas urgentes para fomentar una sana economía local e impulsar el

emprendimiento local desde lo virtual.

Si la lucha es en la transformación tecnológica, cómo entender la existencia de

dinosaurios como el INVU, IFAM, IMAS, y otros cuya razón de ser fue superada o debe

transformarse. Urge reinventarnos como Estado, como organización solo podemos

dejar aquello que agrega valor. No vamos a parar la Globalización, pero si podemos

montarnos sobre ella y ofrecer al mercado local y al mundo lo mejor de Costa Rica.

Nuestro país lo tiene todo para competir y alcanzar el sueño de nación desarrollada,

llevando bienestar a cada rincón del país, para ello debemos unirnos todos con la meta

de SER una maravilla natural integral mostrando lo grandioso de nuestro capital

humano, SER el país más feliz de mundo y SER el país PURA VIDA, podemos SER

el mejor lugar del mundo para el descanso y sano ocio que potencialice el reencuentro

del SER humano con la naturaleza, además del mejor productor de agroindustria

amiga del ambiente y de industrias limpias como la de implementos médicos y alta

tecnología, así como dar al mundo un trato humano sin igual con cientos de centros

de servicio internacional operados por costarricenses.

More about:

Redes Sociales

© 2018 Encuentro Municipal

Search