Opinion

Suspensión del contrato de trabajo

Previous Next

Suspensión del Contrato de Trabajo

 

Como les comenté en el artículo anterior titulado “Reducción de las Jornadas Laborales” la emergencia nacional producto de la pandemia del COVID-19, ha hecho estragos en la vida de las personas alrededor del mundo, llevándonos a un confinamiento en los hogares anulando prácticamente todo tipo de contacto social, manteniendo relación exclusivamente con la familia nuclear pero con las excepciones del caso para las personas Adultas Mayores, generación en riesgo ante el virus del COVID-19. 

 

En estas últimas semanas el avance de este virus mostró a la población y a la economía mundial que puede desplomar en tiempo récord los mercados de las potencias mundiales como castillo de naipes con mayor agresividad que en la Gran Depresión del año1929 y mostrando la total vulnerabilidad de un bien público global esencial, la salud humana, ante este tipo de situaciones sin control dejando una estela de dolor y muerte a su paso.

 

Nuestro país no es una isla en un micro cosmos, somos parte de la economía mundial dentro de las regiones emergentes de América Latina y del Caribe, Costa Rica  como fiel protector de los derechos fundamentales ha realizado acciones en un corto tiempo para mitigar en cierta medida el impacto negativo de esta pandemia en el sector salud, social, laboral y económico, una de esas acciones en pro del derecho fundamental al trabajo es la promulgación del decreto 42248-MTSS publicado en el pasado 20 de marzo en el Diario Oficial La Gaceta, denominado “Reglamento para el procedimiento de suspensión temporal de contratos de trabajo en casos relacionados con los incisos a) y b) del artículo 74 del Código de Trabajo”. 

 

Este reglamento nace, entre otras razones, para proteger el empleo de las personas trabajadoras en nuestro país y que no se lleven a cabo despidos masivos ante una situación de emergencia de índole natural o por la condición del ser humano. Algunas incógnitas que pueden generarse en la población costarricense con respecto a este reglamento son comprensibles, más aún cuando se elabora en momentos de crisis y si efectivamente podrá amortiguar o brindar una solución real a la situación actual de las relaciones laborales. 

 

Haremos un recorrido general por dicho reglamento para que usted conozca sus puntos más relevantes y pueda hacer valer sus derechos en caso de que se le presente esta situación en su trabajo y su patrono incumpla las disposiciones señaladas en el mismo.  Lo primero que debemos conocer es que establecen los incisos a) y b) del artículo 74 del Código de Trabajo, que son la base del reglamento en mención:

 

ARTÍCULO 74.- Son causas de suspensión temporal de los contratos de trabajo, sin responsabilidad para el patrono ni para los trabajadores:

a) La falta de materia prima para llevar adelante los trabajos, siempre que no sea imputable al patrono;

b) La fuerza mayor o el caso fortuito, cuando traiga como consecuencia necesaria, inmediata y directa la suspensión del trabajo, …

Como se observa ya el Código de Trabajo dispuso cuales serían las causales para suspender temporalmente los contratos de trabajo -por falta de materia prima o por fuerza mayor o caso fortuito-; sin embargo, estas causales han tomado mayor protagonismo a raíz de la emergencia nacional declarada por el Gobierno de la República en los últimos días. Ahora bien, el reglamento en mención cuenta solo con ocho artículos, los cuales indican:

 

  1. En el artículo 1 se establece la solicitud de suspensión: El patrono cuenta con tres días para presentar la solicitud de suspensión temporal del contrato de trabajo fundamentado en el artículo 74 incisos a) y b) del Código de Trabajo, el plazo corre desde el día en que ocurrió el hecho generador (para nuestro interés en este momento la declaratoria de emergencia nacional).

 

  1. Requisitos de la solicitud: el mismo artículo 1 señala los requisitos que el patrono debe exponer en la solicitud ante la Inspección de Trabajo del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), a saber: 

 

a) Hechos claros y concretos que la fundamenten.

b) Señalar si es la suspensión parcial o total.

c) El plazo aproximado para la suspensión.

d) Los puestos que serán suspendidos.

e) La lista de las personas trabajadoras y sus correos electrónicos.

f) Señalar un representante de los trabajadores.

g) Dirección de correo electrónico para recibir notificaciones.

    Es importante indicar que junto con la solicitud se aporta declaración jurada autenticada por abogado con el fundamento de la suspensión, asimismo manifestar que cumple con el pago del salario mínimo correspondiente y que está al día con los pagos de las cargas sociales ante la Caja Costarricense del Seguro Social y el Instituto Nacional de Seguros.

 

  1. Procedimiento establecido en el artículo 2: Presentada la solicitud, la jefatura de la Inspección de Trabajo tiene dos días hábiles a partir de que se le comunique el caso para para resolverla, es decir aceptando o rechazando la solicitud. Cabe el caso que la solicitud no cumpla con algún requisito, entonces se le comunicará al patrono para que corrija lo que corresponda y continuar con el trámite.

 

  1. Notificación en el artículo 3: Lo resuelto por la jefatura de la Inspección de Trabajo se comunicará a la parte empleadora de inmediato al medio de comunicación señalado para recibir notificación (correo electrónico)

 

  1. Recurso en caso de rechazo según el artículo 4:  Si el patrono no está conforme con lo resuelto por la jefatura de la Inspección de Trabajo debido al rechazo de la solicitud, podrá recurrir (acudir o reclamar a través del medio o auxilio procesal determinado) ante la Dirección Nacional de Inspección del Trabajo, que deberá resolver en un plazo de tres días hábiles. Si continúa la disconformidad del patrono por lo resuelto de la Dirección Nacional de Inspección del Trabajo podrá acudir a la vía judicial para lo que en derecho corresponda.

 

  1. Reintegro a las labores indicado en el artículo 5: Cumplido el plazo previsto para reiniciar las labores en la solicitud aprobada, la Inspección de Trabajo se encargará de informar la reanudación de los trabajos a los trabajadores, en los términos establecidos por el artículo 77 del Código de Trabajo. A continuación, un extracto de dicho artículo en relación con lo que interesa para este punto:

 

Artículo 77. –

 

La reanudación de los trabajos deberá ser notificada a la Inspección General de Trabajo por el patrono o por sus sucesores, para el solo efecto de dar por terminados de pleno derecho, sin responsabilidad para las partes, los contratos de los trabajadores que no comparezcan dentro de los quince días siguientes a aquél en que la mencionada entidad recibió el respectivo aviso escrito. (La negrita no es del original)   

La Inspección General de Trabajo se encargará de informar la reanudación de los trabajos a los trabajadores…

Si por cualquier motivo el referido Despacho no lograre localizar dentro del tercero día, …, a uno o a varios trabajadores, notificará a los interesados la reanudación de los trabajos por medio de un aviso que se insertará por tres veces consecutivas en el Diario Oficial. En este caso el término de quince días correrá para dichos trabajadores a partir de aquél en que se hizo la primera publicación.

 

Como puede observarse dicho artículo contempla los plazos para notificar la reanudación de los trabajos a las personas interesadas y que sucedería si los trabajadores no se reintegran a sus puestos luego de ser notificados como corresponde, es decir, según se desprende del artículo podría proceder la terminación del contrato de trabajo sin responsabilidad para las partes.

 

  1. Publicación de los formatos de la solicitud y declaración jurada: El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social publicará en su sitio web oficial www.mtss.go.cr, los formatos que la persona empleadora deberá seguir para la presentación de los requisitos. 

 

         Con este reglamento la parte empleadora puede solicitar ante la Inspección de Trabajo del MTSS la suspensión de los contratos de trabajo en forma parcial o total de sus empleados ante ciertas situaciones ya indicadas en los incisos a y b del artículo 74 del Código de Trabajo. La suspensión no extingue el contrato de trabajo solo lo paraliza por decirlo de alguna manera, en principio la suspensión afecta primordial y a veces exclusivamente, al deber de realizar la actividad convenida y de remunerar el trabajo, respectivamente para trabajador y el patrono pero subsistentes otras obligaciones del empleador que el mismo decreto señala, como por ejemplo: mantenerse al día con los pagos de las cargas sociales ante la Caja Costarricense del Seguro Social y el Instituto Nacional de Seguros.

 

Por último, ante la ausencia de un procedimiento claro en el ámbito de las relaciones laborales en nuestro país, este decreto pretende especificar los mecanismos normativos idóneos para enfrentar situaciones de emergencia, como la actual, dentro del Derecho Laboral y constituyendo así a partir de su publicación en el mecanismo general y permanente para la suspensión del contrato de trabajo dentro de la legislación nacional vigente. 

 

Espero que este artículo haya sido de su utilidad. 




Arianda Salazar Boniche

Docente-Administradora Educativa-Abogada-Mediadora y Conciliadora.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

More about:

Redes Sociales

© 2018 Encuentro Municipal

Search